Debe y haber de las cuentas

Necesariamente todas y cada una de las cuentas y en cualquier sistema de contabilidad están conformadas por dos partes o por dos espacios, si vale el término momentáneo por dos columnas, una titulada “Debe” que se expone al lado izquierdo y la otra titulada “Haber” expuesta al lado derecho.

Tanto el Debe como el Haber genéricamente nos sirven para practicar registros en términos de unidades monetarias expresadas en cantidades referentes a las transacciones suscitadas en una empresa a una determinada fecha. Sin embargo; debemos efectuar una muy marcada distinción entre ambas columnas, razón por la cual diremos:

El Debe tiene por finalidad expresa, registrar en términos de moneda todas aquellas transacciones que representen algo que una empresa o una cuenta recibe o ingresa.

El Haber tiene por finalidad expresa, registrar en términos de moneda todas aquellas transacciones que representen algo que una empresa o una cuenta entrega o sale.

Esquematización de una cuenta

Como aún no estamos en temas relacionados con el sistema de registración contable, de acuerdo a lo citado anteriormente podemos esquematizar una cuenta de la siguiente manera:

Demostración

Para realizar una demostración objetiva, que coadyuve a comprender lo expuesto anteriormente, tomaremos una cuenta, a la cual denominaremos “Cartera”. Por supuesto que; no nos estamos refiriendo a la terminología utilizada en la actividad bancaria, sino al objeto o utensilio que normalmente utilizan las damas. Razón por la cual, nuestro supuesto es el siguiente:

Una damita, en la hora de almuerzo pide a su señor padre la obsequie $ 100.00 quien gentilmente le concede tal pedido. Antes de abandonar su hogar solicita $ 90.00 a su señora abuela quien también accede a tal solicitud.

Una vez en la calle, se encuentra con su novio y lo honra llevándolo al cine comprando dos localidades en $ 70.00 y antes de ingresar a la sala cinematográfica lo invita a servirse un helado pagando por tal atención $ 80.00

Utilizando las finalidades expresas de las columnas tituladas Debe y Haber la registración es:

Al mismo tiempo; el Debe y Haber nos sirven para determinar el saldo de una cuenta, obteniendo por diferencia en estas dos columnas, procedimiento que da lugar a determinar dos clases de saldos en función a las dos columnas existentes, siendo estos:

Saldo deudor

Saldo acreedor

Saldo deudor

Se establece técnicamente que una cuenta tiene saldo deudor, cuando la sumatoria de valores expresados en cantidades de la columna Debe es mayor a la columna Haber. Es decir el saldo deudor es equivalente al Debe menos el Haber.

Demostración

Para realizar la correspondiente demostración, utilizaremos el supuesto ejemplo planteado en el anterior tema numeral, llegando a determinar el saldo de la cuenta Cartera de la siguiente manera:

Por tanto; el saldo de la cuenta Cartera es deudor y asciende a $ 40.00

Saldo acreedor

Se establece técnicamente que una cuenta tiene saldo acreedor, cuando la sumatoria de valores expresados en cantidades de la columna haber es mayor a la columna Debe. Es decir, el saldo acreedor es equivalente al Haber menos el Debe.

Demostración

Para realizar la correspondiente demostración, utilizaremos un supuesto ajeno al anterior, directo y totalmente genérico orientado únicamente a determinar el saldo de la cuenta "X" de la siguiente manera:

Por tanto; el saldo de la cuenta "X" es acreedor y asciende a $ 130.00

Contenido Relacionado

La ley de movimiento de cuentas es el pilar fundamental para practicar registros contables, puesto que sin éste preciado instrumento no sería fácil efectuar registración.

Enunciados

La Ley del movimiento de cuentas, está conformada por diez enunciados que tipifican lo siguiente:

Activos que aumentan se cargan (Debe)

Activos que disminuyen se abonan (Haber)

Pasivos y/o patrimonio que disminuyen se cargan (Debe)

Las cuentas en contabilidad para un adecuado estudio y aplicación de procedimientos contables están agrupadas por su naturaleza, para determinar características específicas y diferencias entre, siendo tal clasificación la siguiente:

Cuentas de balance

Cuentas de resultado

Cuentas de orden

Cuentas de balance

Teoría del cargo o debito

Se denomina cargo o débito, al acto de registrar el valor de una cuenta en términos de unidades monetarias en la columna titulada Debe.

Sin embargo debemos realizar algunas puntualizaciones al respecto, y diremos que las palabras cargo o débito:

No pueden utilizarse simultáneamente porque incurriríamos en una cacofonía, además la letra o es excluyente.

Son verbos (Cargar y debitar) pudiéndose conjugarse en formas y tiempos existentes en gramática.

Cuenta

Se denomina cuenta a la agrupación metódica y sistemática de transacciones similares bajo un mismo título común y apropiado.

Es el registro donde se anotan ordenadamente los aumentos y disminuciones de un valor o concepto, como consecuencia de las diferentes transacciones u operaciones practicadas por un negocio o empresa.