Estados financieros (base efectivo)

Concepto. Se denominan estados financieros (estados contables) al conjunto de documentos contables suscritos por profesional especializado, que en forma resumida de acuerdo con normas de contabilidad y disposiciones légales proporcionen información en términos de unidades monetarias, referidas a la situación patrimonial y financiera de una empresa a una determinada fecha y los resultados obtenidos por un determinado tiempo de trabajo.

Objetivo

El objetivo de los estados financieros, es proporcionar información financiera veraz y oportuna para la toma de decisiones empresariales y control de estas.

Características

Las características principales que identifican a los estados financieros son:

Se preparan y emiten periódicamente. La periodicidad desde el punto de vista legal es cada año, sin embargo es recomendable que su preparación sea mensual.

Informan sobre la situación patrimonial de una empresa a una determinada fecha, de manera que pueda evaluarse la solvencia de ésta.

Informan sobre los resultados (Pérdida o Utilidad) obtenidos en una empresa por un determinado tiempo de trabajo.

Demuestran cuantificadamente la evolución patrimonial de la empresa correspondiente a un determinado tiempo de trabajo, es decir, los aumentos y/o disminuciones que afectaron a las cuentas que constituyen el rubro patrimonial.

Demuestran cuantificadamente la captación de recursos financieros (internos y/o externos) y la aplicación de estos en un determinado tiempo de trabajo.

Reflejan hechos que coadyuven a evaluar importes y/o incertidumbres de futuros pagos y/o cobros, que la empresa realizaría en su favor o en favor de acreedores y/o inversionistas.

Incluyen explicaciones, descripciones e interpretaciones referidas a normas y prácticas contables utilizadas en la empresa hasta la fecha de emisión de estos estados, como también la aplicación de disposiciones legales.

Estados financieros básicos

Los estados financieros básicos que como culminación del proceso contable deben obtenerse son los siguientes:

Balance general

Estado de ganancias y pérdidas

Estado de evolución de patrimonio

Estado de cambios en la situación financiera

Además, estos estados financieros deben estar acompañados de sus correspondientes notas a los estados financieros.