Inseminación artificial

Esta técnica, si bien es conocida desde hace varios años atrás, alcanzó no solo una notable difusión, sino aplicación.

Efectuar un análisis minucioso se encuentra al margen del presente trabajo, solo se dará las principales pautas que el administrador debe tomar en cuenta para el estudio de las posibilidades de utilización, y como consecuencia de ello la complementación por parte de la contabilidad.

Se llama inseminación artificial al proceso por el cual el hombre, con instrumentos especiales coloca el semen del toro reproductor en la vaca, excluyendo la presencia del reproductor.

Por cada salto el toro, en inseminación natural, se puede preñar una sola vaca. Evitando la copulación y recogiendo en una vagina artificial el semen eyaculado de un salto, se obtienen de 3 a 8 ce del mismo, sacando una media de 5cc, que con una concentración espermática de 800.000.000 espermatozoides por cc., nos da una cantidad global de 4.000.000.000 más o menos por salto.

Solamente uno de ellos es necesario para fecundar un óvulo e iniciar el proceso de preñez.

El la inseminación natural, la cantidad total eyaculada es naturalmente depositada en la vagina para que recorra el camino hasta el óvulo, solo un espermatozoide llega a fecundar, y el resto se pierde en el trayecto.

En inseminación artificial, el líquido seminal se deposita directamente en el interior del útero, como el camino por recorrer es más corto, con una cantidad que se puede estimar en 20.000.000 de espermatozoides es suficiente para lograr la fecundación de un óvulo.

De manera que de cada salto del toro se puede extraer semen y diluirlo en 100 a 200 dosis, según concentración y valor del mismo, con aptitud cada una de preñar una vaca.

La explotación de este sistema de inseminación puede ser encarado desde dos puntos de vista diferentes. El primero sería desde el punto de vista de autoabastecimiento para animales propios de la empresa ganadera. El segundo sería dedicarse a la explotación de semen para su venta a terceros.

De lo enunciado anteriormente podemos manifestar que el semen puede ser utilizado en estado fresco y que, conservado a una temperatura de 5 grados sobre cero puede mantener su fertilidad hasta 7 días, aun cuando el período más recomendable para este uso no debería pasar las 72 horas. Con una sola eyaculación de un reproductor puede obtenerse semen suficiente para inseminar de 1 a 150 vacas. De esta manera, un reproductor destinado al servicio de inseminación artificial podría atender anualmente de 1500 a 2000 vacas si se utiliza el semen en estado fresco, lo que el mismo animal en servicio natural a campo podría como máximo atender a 50 vacas. Si se utiliza semen congelado a muy bajas temperaturas mediante conservadoras a nitrógeno líquido, este mismo semen podría servir para inseminar de 15.000 a 20.000 vacas por año. El semen debidamente congelado, es decir, que se mantienen en vida latente, puede conservarse por períodos de tiempo prácticamente ilimitados.

Observemos el siguiente cuadro comparativo de relación entre toros y vacas:

De lo expuesto podemos expresar que el uso de la inseminación artificial nos provee una serie de ventajas que las podemos resumir en los siguientes puntos:

1) El mejor uso de los recursos: al reemplazar los toros por la inseminación, queda libre la superficie de campo que necesitan para su mantenimiento, que puede ser ocupada por las vacas, aumentado la potencialidad de producción por hectárea.

2) Utilizar toros de excepcional calidad: esta estricta selección para mejorar la calidad de la producción significa un costo de la inversión en reproductores, que en muchos casos escapa al alcance de las administraciones de empresas pequeñas y aún grandes.

3) El capital que se invierte en la compra de toros puede destinarse a la compra de vacas, de esta manera se incrementa los índices de preñez, parición y marcación.

4) Mejoramiento genético: es decir el uso de   la inseminación permite a muy corto plazo mejorar la calidad de los reproductores.

Cuando los padres son utilizados en un servicio directo, la posibilidad de aprovechamiento de los trasmisores de calidad es prácticamente nula, debido a que los servicios que puede realizar anualmente y el número de años de vida útil no permiten estadísticas relativamente exactas, y cuando se llega a conclusiones más o menos ciertas, ya el toro esta viejo y sus posibilidades de utilización son escasas.

La posibilidad de extracción de grandes cantidades de dosis para inseminación, y su conservación por tiempo prácticamente ilimitado, permite la aplicación de técnicas estadísticas de prueba, su relación con líneas genéticas variadas, combinaciones de ellas y elaboración de datos que, racionalmente utilizados por la administración permiten la toma de decisiones con cada vez menor margen de error, referentes al mejoramiento deseado en cada rodeo en particular.

5) Implantación de un mejor control sanitario: Todas las enfermedades que afectan la eficiencia reproductiva son trasmisibles fácilmente por el contacto directo en el proceso de procreación.

Si bien antes de entrar al servicio los toros deben ser revisados y se eliminan a los afectados, al servir los toros sanos a vacas enfermas se convierten luego en portadores de la enfermedad.

Al evitarse esta vía de trasmisión por la inseminación artificial, se disminuye casi en su totalidad la posibilidad de difusión de estas enfermedades.

Los pasos a seguir en el proceso de inseminación son los siguientes:

a) Obtener una adecuada división de potreros

b) Contar con buenos corrales de inseminación

c) Seleccionar el rodeo a inseminar

d) Determinar el período de inseminación

e) Contar con el personal especializado para la detección de vacas en celo.

f) Método y personal técnico para la inseminación propiamente dicho

g) Selección de reproductores para el mejoramiento a lograrse.

Este avance técnico aplicado en la reproducción, requiere la complementación desde el punto de vista contable y es de esta manera que señalaremos a continuación  las cuentas a utilizarse:

Existencias semen

Es el resultado de la obtención de semen debidamente cuantificado y valorado por cc.

Las erogaciones efectuadas se van acumulando en la cuenta gastos explotación semen, que una vez concluido el trabajo, van a formar parte de la cuenta de activos antes mencionada.

El trabajo de inseminación requiere la inversión de equipos especializa-dos, que por deducción tendremos que registrarlos en la cuenta equipos e instalaciones, ya señalado anteriormente.

Ventas producto inseminación artificial

Representa las ventas del semen por cc. a terceras personas.

Costo de ventas semen

Aplicando el sistema perpetuo, del semen realizado.

Ingeniería genética

En estos últimos años, las técnicas de reproducción del ganado en general han avanzado hasta el punto de contar con terneros probetas y ovejas por clones.

Su factibilidad la predicen con toda confianza los principales pioneros de la novedosa ciencia conocida como ingeniería genética: lograr el nacimiento virgen de descendencia con un juego doble de cromosomas femeninos.

La técnica comprende la micromanipulación para retirar el juego de cromosomas paternos, después de la fecundación del óvulo, al tiempo que se inhibe la división celular mediante drogas. Eso permite duplicar el juego de cromosomas maternos y producir una progenie enteramente femenina, lo que tendría beneficios no solo para la industria lechera sino para la explotación de cría y recría.

Mientras el semen congelado es la base de la inseminación artificial, el congelamiento de embriones para su posterior trasplante ofrece posibilidades y ventajas aún mayores en el futuro cercano.

Dentro de breves años los empresarios dedicados a la cría de reproductores podrán escoger el sexo de los terneros obtenidos por trasplante de embriones. Esta afirmación es de una de las principales organizaciones reproductoras de ganado de los E.U.A. que ya exporta embriones congelados a muchas partes del mundo.

El avance de esta ciencia permite la formación de clones de embriones. El término de clon significa el desarrollo de una sola célula hasta el estado de organismo completo.

Cuando el espermatozoide y el óvulo se unen durante la fecundación, forman una sola célula. Luego esta se divide en 2, 4, 8, 16 células. En el ganado vacuno, las células del embrión son idénticas y cada una es capaz de producir un ternero vivo hasta el estado de ocho células, vale decir, 8 terneros.

El proceso para la obtención de clones de embriones comprende el uso de la técnica de microcirugía para dividir y separar el embrión en varias partes.

Las posibilidades que esta técnica ofrece para la reproducción de ganado vacuno son enormes. Cada óvulo corriente de una vaca donante podría desarrollarse para dar hasta 200 clones a partir de los cuales podrían obtenerse 100 embriones hembras idénticas. Noventa de esos embriones podrían congelarse y guardarse, en tanto que los otros 10 podrían transferirse frescos a 10 vacas receptoras que darían a luz terneros.

Contenido Relacionado

La empresa "Nueva", dedicada a la producción de café al 1 de julio del 2001, cuenta con los siguientes aportes:

10 Hectáreas de tierras con un valor de $. 120.000,00 21 0 plantas de café en producción por Hect. $. 120,00 por unidad

Galpones y playas para secado $. 35.000,00.

Alambrados $. 38.700,00

5 máquinas peladoras de café cada una $. 10.000,00

Efectivo $. 45.200,00

La empresa "EL PANTANAL", dedicada a la explotación de cría y recría, inicia sus actividades el 1 de julio de 2001, con los siguientes aportes:

El Hato de ganado vacuno al inicio de actividades está clasificado de la siguiente manera:

La tierra es un elemento fundamental, ya que constituye la base de la producción agrícola. Toda actividad empresarial comienza por este elemento para el logro de sus objetivos, lo razonable es tomar en cuenta sus bondades especiales, porque es un elemento vivo y sujeto de degradación sino se lo utiliza adecuadamente.

La importancia de poder apreciar estas bondades requiere la consulta a profesionales especializados en suelos, con el objeto de que se determine las características, aptitudes y potencialidad productiva.

Cuando la producción de un producto agrícola se realiza dentro de un ejercicio económico lo denominamos cultivos transitorios y cuando la obtención de un producto agrícola terminado requiere edad adulta de una planta antes de la maduración del fruto, nos referimos a cultivos permanentes, con sus respectivas etapas y trabajos a realizarse en cada una de estas formas de producción.

Introducción

Si bien todos estamos enterados que la contabilidad es el lenguaje predilecto y común con que hablan los negocios, pues en el rubro de la ganadería y agricultura nos encontramos con un lenguaje deficiente, razón por lo que los pronunciamientos al respecto son muy limitados.

Se puede entender que las razones para esta limitante entre otras pueden ser:

1. La producción agrícola y ganadera está sujeta a la incertidumbre y riesgos en mayor grado que otras actividades.

Concepto de revalúo

Entendemos por revalúo la nueva valoración de activos, realizada por expertos en el rubro pertinente, es decir son operaciones que producen aumentos en valores por dos circunstancias:

a. Disposiciones gubernamentales

b. Necesidad de actualizar activos de producción

Por estas circunstancias se clasifican en:

Revalúos técnicos.- Que son el resultado de estudios técnicos actualizados sobre costos, atribuyendo nuevos valores y paralelamente se toma en cuenta un nuevo período de vida útil.

Los árboles que ingresan a la cuenta de activos productivos, requieren de cuidados y trabajos de conservación a través de fertilizaciones, abonos, poda etc., durante toda la vida útil de producción, hacemos notar que dichos gastos ejecutados no incrementan los años de vida útil,

Únicamente en términos generales puede mejorar su calidad y su capacidad, sobre todo lo que logra es mantener en condiciones óptimas para que cumplan sus funciones de producción.