Pérdida de valor de tierras destinadas a la producción ganadera y agrícola

La tierra es un elemento fundamental, ya que constituye la base de la producción agrícola. Toda actividad empresarial comienza por este elemento para el logro de sus objetivos, lo razonable es tomar en cuenta sus bondades especiales, porque es un elemento vivo y sujeto de degradación sino se lo utiliza adecuadamente.

La importancia de poder apreciar estas bondades requiere la consulta a profesionales especializados en suelos, con el objeto de que se determine las características, aptitudes y potencialidad productiva.

De la calidad de las tierras, depende en gran parte, los rendimientos y clase de pasturas naturales y artificiales, así como de los cultivos y cosechas.

Por esa razón se tiene que tomar en cuenta:

a) las condiciones físicas del terreno

b) las condiciones químicas

Elementos que determinan en gran parte la fertilidad de la tierra

La tierra no se deprecia, según manifiestan entendidos en la materia, al contrario se aprecia.

Más en necesario tomar en cuenta que si bien la participación del hombre colabora a estas bondades de la tierra, con fertilizantes, abonos, orgánicos y químicos, esta ayuda está orientada directamente a la obtención de mejores cultivos y frutos, y en forma indirecta al mantenimiento o conservación de las tierras destinadas a cultivos para pastos, como para granos y frutos.

Otros estiman de que la diversificación, o cultivos rotativos de diferentes rubros, permiten que las tierras destinadas a trabajos agrícolas y ganaderos no permiten que se deterioren.

Existen quienes orientan de dejar inactiva determinadas parcelas de tierras con el objeto de provocar un descanso, para de esa manera mantener o mejorar la fertilidad.

En tierras destinadas a cultivos agrícolas ocurre lo propio, el deterioro es lento pero se deja sentir, como causas se puede mencionarla falta de orientación de profesionales, como también se puede afirmar la selección de producciones, diversificación de cultivos o policultivos preferenciales.

La fuerza de la naturaleza se impulsa con mayor intensidad, al observar en los tiempos actuales por determinados fenómenos el deterioro de tierras en plena producción, y lo más curioso que estos fenómenos naturales se dejan sentir con más intensidad en países que quieren salir del subdesarrollo.

La dedicación a la producción ganadera tiene sus repercusiones negativas pues a medida que el tiempo va transcurriendo las tierras de pastoreos se van convirtiendo en tierras cultivables y este proceso de conversión conduce a una serie de erosión de los suelos, deslizamientos de tierras, acumulación de aguas

En el rubro de la agricultura las producciones tradicionales han causado y siguen causando una serie de degradación ambiental como consecuencia del uso indiscriminado de plaguicidas químicos, afectando en forma negativa a acumulación de residuos en el medio ambiente y disminuyendo los rendimientos de fertilidad.

Estudios realizados en nuestro medio sobre los recursos naturales nos muestra una realidad alarmante sobre el elevado nivel de degradación de terrenos destinados a trabajos de campo.

Este proceso de degradación de tierras afecta anualmente al 3% de la superficie utilizada con fines agrícolas, ganaderos y forestales, esto quiere decir que cada año cuarenta mil hectáreas están perdiendo su capacidad productiva.

Por lo tanto estamos seguros de que la agricultura, la ganadería y la forestación contribuyen y seguirán contribuyendo al deterioro de los recursos naturales.

Estos hechos nos permiten presentar la necesidad de contabilizar la pérdida de valor de las tierras destinadas a la producción agrícola como la ganadera y es como nos permitimos exponer esta inquietud de la siguiente manera:

a) Un primer planteamiento sería determinar un porcentaje en línea directa; 1 % - 1,5% anual sobre el valor en libros de las tierras destinadas a producciones agrícolas como ganaderas.

b) Otra de las formas de calcular el monto de depreciación, lo basamos en la producción y rendimiento de las pasturas naturales o cultivadas de cada ejercicio fiscal (Ciclo económico) cuando nos referimos a trabajos ganaderos:

Para la presentación tomamos en cuenta los siguientes elementos:

- Número de hectáreas cubiertas por pastos naturales o por pastos cultivados o ambos

- Número de cabezas de ganado

- Promedio de engorde diario

- Determinación del rendimiento con relación al engorde

- Promedio engorde animal por día 0,90 Kg durante un mes +o- 27 Kg.

Obtenemos una media de engorde en todas las categorías:

22+25+27= 74 Kg/3 = 24,67 Kg.

- Promedio engorde por animal mes:

24,67 x 0,47 $us/Kg = 11,59

11,59 x 12 meses = 139,08 rendimiento por cabeza/anual

 

- 1495 cabezas x 139,08 = 207.924,60 $us.

- 207.924,60 x 2% = 4.158,90 Pérdida de valor tierras ganaderas.

 

c) Al querer aplicar a producciones agrícolas podemos efectuar una apropiación similar a la de tierras utilizadas en ganadería.

Elementos a ser tomados en cuenta:

- No de Hect. en producción

- Rendimiento por Hect.

- Costo del producto obtenido.

Aplicamos a la producción de Soya

- 5460 Hect. destinadas a la producción de soya

- Semilla +o- 80 Kg/Hect.

- Rendimiento +o- 1.900 Kg/Hect.

- Costo de producción por Tn. $us. 180,00

- 5.460 Hect. X 1.9 Tn= 10.374 Tn.

- Valor de mercado de lo producido:

- 1 Tn. x 180 x 10.374 = 1.867.320,00

- 1.867.320,00 x 0,5% = 9.336,60 depreciación por año.

Comentar

Contenido Relacionado

La empresa "Nueva", dedicada a la producción de café al 1 de julio del 2001, cuenta con los siguientes aportes:

10 Hectáreas de tierras con un valor de $. 120.000,00 21 0 plantas de café en producción por Hect. $. 120,00 por unidad

Galpones y playas para secado $. 35.000,00.

Alambrados $. 38.700,00

5 máquinas peladoras de café cada una $. 10.000,00

Efectivo $. 45.200,00

La empresa "EL PANTANAL", dedicada a la explotación de cría y recría, inicia sus actividades el 1 de julio de 2001, con los siguientes aportes:

El Hato de ganado vacuno al inicio de actividades está clasificado de la siguiente manera:

Cuando la producción de un producto agrícola se realiza dentro de un ejercicio económico lo denominamos cultivos transitorios y cuando la obtención de un producto agrícola terminado requiere edad adulta de una planta antes de la maduración del fruto, nos referimos a cultivos permanentes, con sus respectivas etapas y trabajos a realizarse en cada una de estas formas de producción.

Introducción

Si bien todos estamos enterados que la contabilidad es el lenguaje predilecto y común con que hablan los negocios, pues en el rubro de la ganadería y agricultura nos encontramos con un lenguaje deficiente, razón por lo que los pronunciamientos al respecto son muy limitados.

Se puede entender que las razones para esta limitante entre otras pueden ser:

1. La producción agrícola y ganadera está sujeta a la incertidumbre y riesgos en mayor grado que otras actividades.

Concepto de revalúo

Entendemos por revalúo la nueva valoración de activos, realizada por expertos en el rubro pertinente, es decir son operaciones que producen aumentos en valores por dos circunstancias:

a. Disposiciones gubernamentales

b. Necesidad de actualizar activos de producción

Por estas circunstancias se clasifican en:

Revalúos técnicos.- Que son el resultado de estudios técnicos actualizados sobre costos, atribuyendo nuevos valores y paralelamente se toma en cuenta un nuevo período de vida útil.

Los árboles que ingresan a la cuenta de activos productivos, requieren de cuidados y trabajos de conservación a través de fertilizaciones, abonos, poda etc., durante toda la vida útil de producción, hacemos notar que dichos gastos ejecutados no incrementan los años de vida útil,

Únicamente en términos generales puede mejorar su calidad y su capacidad, sobre todo lo que logra es mantener en condiciones óptimas para que cumplan sus funciones de producción.

Continuando con las 180 plantas de naranjos que ingresan a Activos Productivos

 

Registro por amortización al cierre de gestión.

47.560,97 x 12.5% = 5.945,12/ 12x9 = 4.458,84