Tipos de Administradores

Hay muchas maneras para describir los distintos tipos de administradores; una es con una perspectiva horizontal y otra, con una perspectiva vertical.

La perspectiva horizontal visualiza el problema como niveles dentro de la organización. Una manera es en tres niveles administrativos: administradores altos, medios y bajos.

Administradores Altos: son un pequeño grupo de administradores que controla la organización; títulos como presidente, vicepresidente, gerente general pertenecen a este grupo. Los altos administradores establecen los objetivos de la organización, la estrategia global y las políticas operacionales. Ellos representan oficialmente a la organización hacia el medio ambiente. Su trabajo es completo y variado.

Administradores Medios: probablemente es el grupo más grande en la mayoría de las organizaciones. Los administradores medios son responsables de implementar las políticas y planes desarrollados por los altos ejecutivos. Un área de responsabilidad es supervisar y coordinar las actividades de los administradores de primera línea. Gerentes de planta, gerente de operaciones, gerente de división son ejemplo de títulos de estos administradores.

Administradores de Primera Línea: supervisan y coordinan las actividades de los empleados operativos. Títulos como capataz, supervisor, administrador de oficina pertenecen a esta categoría. En contraste con los administradores altos y medios, los de primera línea gestan una gran proporción de su tiempo supervisando directamente el trabajo de sus subordinados.

La Perspectiva Vertical o Funcional se preocupa de la función que realiza el administrador dentro de la organización sin considerar su nivel. Un contador puede encabezar un grupo de contabilidad de costos (administrador de primera línea), manejar un departamento de auditoría interna (administrador medio) o servir como gerente de finanzas (administrador alto), pero en cualquier caso él o ella ejercen la función de un administrador financiero.

Administradores de Mercadeo: son aquellos cuyos deberes están relacionados con la función de mercadeo, que incluye distintas actividades específicas como: investigación de mercado, publicidad y propaganda, ventas, distribución y estudios de psicología del consumidor.

Administradores Financieros: tratan con los recursos financieros de una organización. Esta área incluye a contabilidad e inversiones.

Administradores Operacionales: están principalmente relacionados con el establecimiento de sistemas que crean los producto y servicios de una organización, también planifican y controlan las actividades diarias dentro de estos sistemas, como son: control de producción, control de inventario, control de calidad. A pesar de que la administración de operaciones se originó como medio de resolver problemas de fábricas, sus principios y herramientas son ampliamente aplicados en todo tipo de organizaciones.

Administradoras del Personal: están involucradas con la contratación, mantención y despido de empleados. La planificación de los recursos humanos, reclutamiento, selección, entrenamiento, desarrollo y sistemas de beneficios son algunas de las actividades de un administrador de personal.

Administradores generales: no se asocian con una especialidad administrativa, son los generalistas y están familiarizados con todas las áreas administrativas.

Otros tipos de Administradores: entre estos se pueden mencionar los de relaciones públicas, de investigación y desarrollo.

Estas clasificaciones pueden graficarse de la siguiente manera:

        

Contenido Relacionado

Indicadores del desempeño

Como los procesos antes de ser objeto de la reingeniería son transfuncionales, la mayoría de los indicadores de rendimiento son inapropiados. La nueva manera de operar requiere solo cuatro indicadores de rendimiento:

- Calidad

- Tiempo total de Fabricación

- Costo

- Servicios

BPR y globalización

En el mundo de la administración y la desfuncionalización de procesos, la administración tienen que tener un panorama completamente nuevo de las piezas que forma una compañía: El personal, las habilidades administrativas y del liderazgo, la cultura organizacional, la necesidad de conocimientos, la necesidad de toma de decisiones rápida, y la creación instantánea a los estímulos del mercado, la administración de activos y las mediciones de rendimiento. La vieja y burocrática manera de pensar en estos temas sencillamente no tienen cabida en la nueva manera de pensar

En la primera era los sistemas se consideraban como algo interno para la organización, como reflejo de las barreras existentes entre las empresas.

Ahora los sistemas se amplían a las organizaciones para vincular las empresas con sus proveedores, canales de distribución y clientes. Las compañías de seguros y las aerolíneas se encuentran vinculadas con agentes. Los gobiernos suministran información en los puestos de ventas al público. Los bancos suministran acceso en; línea a los clientes.

Tradicionalmente la tecnología de la información se utilizó para ayudar, a controlar y a administrar los costos de tres fuentes: Activos Físicos, Recursos Financieros y Personas. En consecuencia sistemas aislados surgieron en tres áreas de la organización.

Los computadores personales han penetrado en las organizaciones para afectar casi todos los oficios. Sin embargo su impacto rara vez puede describirse como un hecho estratégico. El principal factor limitante consiste en que el inmóvil y solitario por sí solo no funciona como las personas en la comunicación con los demás, en especial dentro un grupo de trabajo. El nuevo empuje reconoce la importancia del equipo de negocios como la piedra angular organizacional y las enormes oportunidades para apoyar los equipos dentro de la ejecución de las funciones de negocios.

Concepto

Paradigma se define como un ejemplo o modelo especialmente claro o arquetípico. Joel Barker define como un conjunto de reglas orientadas a establecer límites y a describir cómo solucionar problemas dentro de esos límites.

Sistema de Contabilidad

Considerado esencialmente como una función constructiva o creadora, enfocado a ciertos objetivos:

a) Idear procedimientos de registros tendientes a conseguir el adecuado control contable de las operaciones y la estricta protección patrimonial.

b) Encauzar la función ejecutiva para obtener la información fehaciente oportuna y accesible, necesaria a los propósitos de la planeación, mejoramiento, control y protección de la empresa u organismo.

c) Facilitar provisoriamente las finalidades de la función supervisora.