Valuación de inventarios en ganadería

La importancia del tema de los inventarios en las empresas agropecuarias es significativa, no obstante las grandes inmovilizaciones que poseen en sus bienes de uso. A pesar de todo, es uno de los aspectos contables que poca importancia se le da en esta clase de actividades, lo que sin duda provoca injustas determinaciones de resultados, incorrecta exposición de capital de trabajo y deficiente presentación de estados financieros.

Es imprescindible revertir esta situación mediante la generalización de las prácticas contables comúnmente aceptadas aún en las empresas pequeñas y medianas, pues se deberá partir 'de determinaciones razonables de valuación y tratar de desarrollar sistemas y rutinas que se adapten a todo tamaño y tipo de empresas, evaluando el trabajo profesional en función de situaciones particulares, pero sin transgredir normas contables.

Los ciclos productivos en el campo son lentos, superando en algunos casos el ejercicio económico, en contraposición a la relativa veloz rotación de inventarios en otras actividades. Como consecuencia de esto, los métodos de determinación de costos, en una persistente inflación, pueden distorsionar gravemente los resultados de la empresa.

Sus diferentes clases de bienes impiden la elección de un solo método de evaluación de inventarios, como la limitación de superficie impiden acumulaciones de existencias excesivas en agricultura y ganadería.

Criterios de valuación

a) Valuación al costo

El establecimiento de valores a precios de costo de producción o de compra representa uno de los criterios más difundidos en la tradición profesional. Nos referimos en este tema a un Balance de una empresa en marcha para sus cierres de gestión.

1.- Costo de producción

Tanto en publicaciones nacionales sobre todo internacionales se ha negado la casi imposibilidad de su desarrollo en la producción agraria sobre todo en la ganadera.

Una de las causas es la limitante en el sector administrativo el de implantar un sistema de costos de producción. Sin embargo ya se han presentado algunos caminos para el logro de estos fines, pues esta aspiración se debe a que entendidos en la materia ya han encontrado soluciones parciales en materia de administración, contabilidad y gestión financiera.

2.- Costo de adquisición

Este debe incluir, además de los precios facturados por el proveedor, aquellos gastos necesarios que conviertan en bienes comprados en disponibles para la empresa. Se deben incluir, en consecuencia, los fletes, arreos, instalaciones, si el caso lo requiera etc., dentro de las inversiones en bienes de cambio, como en bienes de uso, necesarios para aquel fin.

3.- Valuación al precio de plaza

Los valores que rigen en el mercado para cada bien a fecha de cierre de ejercicio son fácilmente identificares en el agrario y constituyen otros de los criterios de valuación.

Sabemos que los precios de mercado son de amplia difusión y por tratarse de mercadería homogéneas, en casi la totalidad de los casos, puede afirmarse que son fácilmente determinables, es ésta una excepción con respecto a la mayoría de los bienes comercializados en otros sectores de la economía. Es también casi el único argumento válido que tienen sus defensores, en lo que hace a su implantación para determinar los valores de los bienes de cambio agropecuarios a fin del ejercicio, pues no existe discrecionalidad de un tasador en la fijación de los precios o dificultades para este mismo logro.

Si bien la manifestación de que esta valuación presenta más correctamente los estados financieros tropieza con dos objeciones:

a) La valuación a precios de plaza determina ganancias no realizadas ni líquidas.

b) La inestabilidad de los precios agropecuarios ha demostrado que es uno de los sectores del país donde pueden registrarse bajas, a pesar del incremento incesante de todos los otros bienes ofrecidos en el mercado, inclusive de insumos. Bajas que no son excepcionales ni de poca significación.

Como consecuencia de esto y ante la utilización de precios de plaza, se puede incurrir en pérdidas contables en ejercicios posteriores, situación que se agrava al considerar utilidades que han sido distribuidas en el ejercicio anterior.

4.- Valuaciones a "costo de mercado, el menor"

Las bajas de los precios o elevación de costos unitarios de producción agrícola debido a malas cosechas hace imperativa la adopción de este sistema de valuación, comparando a! cierre del ejercicio dichos costos contables con los de plaza.

Métodos de asignación de costos de venta

De las relaciones entre flujos de los inventarios con los factores del costo encontramos que los métodos más aptos a utilizar serían:

a) P.E.P.S.

Se adapta perfectamente a la mayoría de las producciones agropecuarias.

En ganadería, para todas las categorías de hacienda bovina, con exclusión de animales de pedigree, las ventas- principal rubro de salidas - se realizan físicamente sobre animales de más edad. En el campo de invernada, por ejemplo, es lógico presumir que el novillo que se vende gordo está entre los que primero han entrado dentro de la existencia actual. Habrá excepciones a lo expresado, pero como son tales no se justificaría otro tipo de presunción.

En Agricultura toda la comercialización se realiza por los años en que la cosecha tuvo lugar.

No es lógico mezclar costo de dos campañas cuando ni los precios de venta son iguales para la misma mercadería.

Es lógico suponer que se vendió primero la cosecha anterior, cosa que siempre sucede.

En períodos de inflación este sistema tiene inconvenientes de generar ganancias mayores a las que corresponde en períodos por los otros métodos a exponerse. Más cuando vuelva un régimen monetario estable, éste es el método más adecuado en el sector agrario.

b) U.E.P.S

En épocas de inflación es el método que evita “ganancias de inventario”, logrando asignar los mayores costos contra los correlativos mayores ingresos. Los últimos precios de adquisición o producción se relacionarán más fácilmente con los de venta, lográndose un Estado de Resultados más real.

c) Costo de promedio ponderado

Atempera los problemas de los métodos antes citados, ubicándose la magnitud de las valuaciones entre ambos, pero también diluye las ventajas de aquellos.

En muy pocos casos se justifica su implantación en la rama agropecuaria al no adaptarse a la evolución de los inventarios físicos.

d) Identificación específica

Es el método más correcto, pero tropieza con el inconveniente de ser difícil cuando se habla de muchas cabezas de ganado.

La hacienda pedigree es la que más se presta para esta valuación, pues estos animales son individualizados, contando para cada uno de ellos planilla de servicios, nacimientos, mortandad, tienen cada uno de ellos su partida de nacimiento características especiales etc.

5.- Los costos de producciones conjuntas

En algunos sectores de la producción se encuentran dificultades en la asignación de costos cuando estos benefician a dos o más productos terminados. Este es el caso de cría de ovinos, la producción de carne y lana y del tambo producciones de leche y carne y terneros.

De acuerdo con las circunstancias dicha asignación de costos deberá realizarse mediante algunos de los siguientes criterios:

a) Por los valores relativos que cada producto conjunto tenga en precios de realización.

b) Por los costos estimados en ambas producciones.

c) Asignación directa de costos conocidos y distribuidos de los restantes según criterios anteriores.

6.- Subproductos

En ganadería el valor de los cueros de los animales faeneados representa un subproducto ganadero. En agricultura el caso más típico es el de los rastrojos utilizables por la hacienda luego de concluida la recolección.

Para determinar su valor se le puede asignar el precio neto de realización de dichas producciones, en relación al mercado en nuestro medio son las corporaciones de departamentos los que asignan los precios de los cueros de res, mediante licitaciones. De la misma manera en el precio de los rastrojos se puede obtener una cotización razonable entre partes.

Generalmente el valor de los subproductos disminuye los costos del producto principal.

Comentar

Contenido Relacionado

La empresa "Nueva", dedicada a la producción de café al 1 de julio del 2001, cuenta con los siguientes aportes:

10 Hectáreas de tierras con un valor de $. 120.000,00 21 0 plantas de café en producción por Hect. $. 120,00 por unidad

Galpones y playas para secado $. 35.000,00.

Alambrados $. 38.700,00

5 máquinas peladoras de café cada una $. 10.000,00

Efectivo $. 45.200,00

La empresa "EL PANTANAL", dedicada a la explotación de cría y recría, inicia sus actividades el 1 de julio de 2001, con los siguientes aportes:

El Hato de ganado vacuno al inicio de actividades está clasificado de la siguiente manera:

La tierra es un elemento fundamental, ya que constituye la base de la producción agrícola. Toda actividad empresarial comienza por este elemento para el logro de sus objetivos, lo razonable es tomar en cuenta sus bondades especiales, porque es un elemento vivo y sujeto de degradación sino se lo utiliza adecuadamente.

La importancia de poder apreciar estas bondades requiere la consulta a profesionales especializados en suelos, con el objeto de que se determine las características, aptitudes y potencialidad productiva.

Cuando la producción de un producto agrícola se realiza dentro de un ejercicio económico lo denominamos cultivos transitorios y cuando la obtención de un producto agrícola terminado requiere edad adulta de una planta antes de la maduración del fruto, nos referimos a cultivos permanentes, con sus respectivas etapas y trabajos a realizarse en cada una de estas formas de producción.

Introducción

Si bien todos estamos enterados que la contabilidad es el lenguaje predilecto y común con que hablan los negocios, pues en el rubro de la ganadería y agricultura nos encontramos con un lenguaje deficiente, razón por lo que los pronunciamientos al respecto son muy limitados.

Se puede entender que las razones para esta limitante entre otras pueden ser:

1. La producción agrícola y ganadera está sujeta a la incertidumbre y riesgos en mayor grado que otras actividades.

Concepto de revalúo

Entendemos por revalúo la nueva valoración de activos, realizada por expertos en el rubro pertinente, es decir son operaciones que producen aumentos en valores por dos circunstancias:

a. Disposiciones gubernamentales

b. Necesidad de actualizar activos de producción

Por estas circunstancias se clasifican en:

Revalúos técnicos.- Que son el resultado de estudios técnicos actualizados sobre costos, atribuyendo nuevos valores y paralelamente se toma en cuenta un nuevo período de vida útil.

Los árboles que ingresan a la cuenta de activos productivos, requieren de cuidados y trabajos de conservación a través de fertilizaciones, abonos, poda etc., durante toda la vida útil de producción, hacemos notar que dichos gastos ejecutados no incrementan los años de vida útil,

Únicamente en términos generales puede mejorar su calidad y su capacidad, sobre todo lo que logra es mantener en condiciones óptimas para que cumplan sus funciones de producción.