Percepción de dividendos - Acciones

La colocación de recursos financieros en acciones de capital genera como beneficio para el inversionista la percepción de dividendos anualmente, siempre y cuando la empresa emisora haya registrado utilidades en sus estados financieros.

Tal beneficio conocido también como renta de las acciones, tiene que ser distribuido entre los inversionistas de acuerdo al número y clase de acciones que estos posean.

Para la entrega de este beneficio el procedimiento utilizado por la empresa emisora implica el cumplimiento de tres fases:

  • Fecha de declaración del dividendo
  • Fecha de registro
  • Fecha de pago o coberturación del dividendo

Además, los dividendos pueden ser entregados por la empresa emisora a los inversionistas en:

  • En efectivo
  • En acciones
  • En bonos
  • En bienes (de uso y/o de cambio)

Nosotros nos abocaremos específicamente a estudiar la percepción de dividendos en efectivo y en acciones, pudiendo ser éstos contabilizados sobre la base del efectivo o devengado.

Dividendos en efectivo

La declaratoria de dividendos en efectivo representa para el inversionista una disminución en la participación patrimonial en la empresa emisora, porque cualquiera fuere el procedimiento utilizado para registrar la declaratoria y pago de dividendos tiene que debitarse la cuenta Resultados acumulados hecho que incide en disminuir el patrimonio.

Para realizar la demostración práctica plantearemos el siguiente supuesto: Prosiguiendo con el enunciado anterior, supongamos que:

16 de diciembre de 1997.- Compañía “XX”, declara dividendos de $ 50.00 por acción en la fecha, a ser cancelados el 27 de febrero de 1998 para los inversionistas registrados hasta el 25 de diciembre de 1997.

Para efectuar la registración inicialmente efectuaremos el siguiente cálculo:

Compra de 50 acciones cada una con V/N de $ 1.000.00
Venta de 10 acciones cada una con V/N de $ 1.000.00
-----------
40 acciones cada una con V/N de $ 1.000.00. existentes al 31 de diciembre de 1995 equivalentes a $ 40.000.00.

Por tanto, cada una de las 40 acciones a generado un dividendo de $ 50.00. ascendiendo a un total de $ 2.000.00 por el conjunto de las acciones.

Estos dividendos pueden ser contabilizados:

  • Caso A. Base devengado
  • Caso B. Base efectivo

Dividendos base devengado

Prosiguiendo con el supuesto del ejercicio que venimos desarrollando, utilizaremos el Caso A. Es decir, los dividendos contabilizaremos sobre la base del devengado.

La registración a practicarse es:

Dividendos - acciones - dividendos en efectivo

El saldo de esta cuenta no debe incluirse en el rubro de otros ingresos del estado de ganancias y pérdidas, sino exponerse sumando a la Utilidad neta del ejercicio, después de haberse deducido los impuestos a las utilidades de las empresas en razón a que la empresa emisora ha efectuado la correspondiente tributación impositiva.

En la fecha de pago debemos efectuar la siguiente registración:

Dividendos - acciones - dividendos en efectivo

Dividendos base efectivo

Prosiguiendo con el supuesto que venimos desarrollando, utilizaremos el Caso B. Es decir, los dividendos contabilizaremos sobre la base del efectivo.

Suponiendo que los dividendos fueron pagados en efectivo el 16 de diciembre de 1997.

La registración a practicarse es:

Dividendos - acciones - dividendos en efectivo

Dividendos en acciones

La declaratoria de dividendos en acciones representa para la empresa emisora una capitalización de sus utilidades, en razón que ésta necesariamente tiene que efectuar la emisión cerrada de una nueva serie de acciones en favor únicamente de los inversionistas, practicando los asientos correspondientes, hecho que no origina aumentar ni disminuir el total de su patrimonio, por suscitarse una disminución (Cargo) a la cuenta Resultados acumulados y un aumento (Abono) en la cuenta Capital social cualquiera fuere el procedimiento utilizado para tal efecto.

En cambio, el inversionista no requiere efectuar registro contable de tal operación, ya que no aumenta ni disminuye su participación patrimonial en la empresa emisora, solo incrementa de 40 acciones existentes a 42 acciones.

Por tanto, no existe registración para el inversionista.

Contenido Relacionado

Estas colocaciones de recursos hacen referencia a depósitos en entidades bancarias del sistema en cajas de ahorro, mismas que pueden ser en moneda nacional, moneda extranjera o con mantenimiento de valor, en cualquiera de los casos estas colocaciones generan una tasa de interés anual que es capitalizable.

Su tratamiento contable implica lo siguiente:

Vencimiento de bonos

El vencimiento de bonos hace referencia a la fecha de expiración de éste título y por ende se procede a la devolución del principal por parte de la empresa emisora.

Para realizar la demostración práctica plantearemos el supuesto de compra de bonos, con el aditamento que inicialmente poseía 50 bonos, posteriormente vende 10, quedando en su poder únicamente 40 bonos.

31 de diciembre de 2000. Almacenes “Rosita” recibe $ 40.000.00 de Compañía “XX”, por haberse vencido sus bonos.

La venta de bonos se refiere a la enajenación de estos títulos por parte del inversionista, hecho que implica no formar parte del pasivo de la empresa emisora.

La venta de bonos implica los siguientes casos:

  • Venta al valor en libros
  • Venta sobre el valor en libros
  • Venta bajo el valor en libros

Para realizar la demostración práctica plantearemos el supuesto anterior, compra de bonos.

La percepción del interés se refiere a la obtención del beneficio que generan estos títulos en favor del inversionista para de ésta manera contabilizar el ingreso correspondiente.

La percepción del interés sobre bonos implica los siguientes casos:

  • Percepción del interés en la fecha del interés
  • Percepción del interés entre fechas de interés

Percepción del interés en la fecha del interés

Estas colocaciones de recursos financieros hacen referencia a la adquisición de bonos que representan obligaciones a largo plazo para la empresa emisora devengando una determinada tasa de interés ajena a los resultados obtenidos por la emisora.

Su tratamiento contable implica lo siguiente:

  • Compra de bonos
  • Percepción de intereses
  • Venta de bonos
  • Vencimiento de bonos
  • Valuación

Compra de bonos

La valuación hace referencia al valor en términos de unidades monetarias que deben exponer las acciones de capital particularmente al cierre de cada ejercicio.

Tal procedimiento implica para el inversionista valuar sus colocaciones en las empresas emisoras de acciones, en función al Valor Patrimonial Proporcional (VPP).

Se denomina Valor Patrimonial Proporcional (VPP) al resultante de aplicar el total del patrimonio de la empresa emisora la proporción de acciones que posee el inversionista.

Estas colocaciones de recursos hacen referencia a la adquisición de acciones de capital emitidas por sociedades anónimas.

Su tratamiento contable implica lo siguiente:

  • Compra de acciones
  • Venta de acciones
  • Percepción de dividendos
  • Valuación

Compra de acciones