Depreciación y Agotamiento

Introducción: Las maquinarias, las instalaciones, los edificios y otras clases de activos necesarios para las operaciones de las empresas sufren, por su uso, una disminución de sus valores, que no puede evitarse con los gastos corrientes de reparaciones. Puesto que el capital invertido debe permanecer constante, es necesario establecer un fondo de reserva que compense esta pérdida de valor.

Métodos de depreciación.- Depreciación es la pérdida de valor, no recuperado con el mantenimiento, que sufren los activos y se debe a diferentes factores que causes inutilidad, obligando por tanto al reemplazo del activo. Al terminar la vida de un activo debe reemplazarse invirtiéndose para ello un valor que recibe el nombre de Costo de remplazo.

Durante la vida del activo debe guardarse periódicamente cierta suma para crear con ella un fondo que recibe el nombre de reserva para depreciación y que este nombre de reserva para depreciación debe ser igual al Costo de reemplazo al terminar la vida del activo.

La vida útil, o duración probable de un activo se determina con base en la experiencia y tanto los expertos en estas materias como los fabricantes de equipos y maquinarias señalan una vida útil de los distintos activos y con base en estos datos se establecen el cálculo de la depreciación. Cuando el activo deja de ser útil, siempre conserva algún valor de salvamento.

El agotamiento, es la pérdida progresiva de un activo por reducción de la cantidad aprovechable del mismo. Tal es el caso de los minerales cuya cantidad disminuye por la operación de extracción, hasta agotarse. Estos activos reciben el nombre de activos agotables y no pueden reemplazarse.

Caída en desuso u obsolescencia. Ocurre cuando por razón de nuevos inventos o perfeccionamientos técnicos no resulta económica la utilización de ciertos activos.

Contenido Relacionado

Así como las minas, pozos petroleros, bosque y fuentes de gas natural producen ingresos por un determinado tiempo y luego se consumen. Precisamente a este consumo gradual del recurso que no se remplazará o renovará se le denomina agotamiento. El ingreso derivado de un activo de este tipo no solo deberá producir un rendimiento sobre la inversión, sino además deberá recuperar el costo del activo menos cualquier valor de reventa que pudieran tener los recursos naturales cuando estén agotados.

Es un hecho que, por efecto de la depreciación, el activo fijo se va convirtiendo gradualmente en capital de trabajo. Supongamos por ejemplo, un activo que cuesta $ 1.000 y cuya depreciación anual es $ 1.00. Cada año se cargan $ 100 de este activo al costo de producción que se convierten en capital circulante bajo la forma de inventarios, si los artículos fabricados no se han vendido, o como cuentas a cobrar, si se vendieron.

Otro de los métodos más utilizados para el cálculo de los cargos periódicos por depreciación es el Método de Ross Heidecke. Consiste en depreciar el valor del rosto riel bien de uso, menos el valor de desecho, utilizando la siguiente fórmula.

Método de Ross Heidecke

Este método de cálculo de los cargos periódicos por depreciación, consiste en distribuir el costo menos el valor residual de un activo fijo durante su vida probable en términos de horas de trabajo.

Método de Horas de Trabajo

Este método divide el valor depreciable entre los ejercicios contables que se benefician en proporción al uso que en cada uno de ellos se hace de la capacidad productiva del activo en cuestión. La depreciación por unidad de producción se calcula como sigue:

Método de Unidades Producidas

Este es otro método de los más utilizados para el cálculo de los cargos periódicos por depreciación.  Consiste en depreciar el desgaste del valor del costo menos el valor de desecho del bien de uso durante su vida probable utilizando la siguiente fórmula.  Además ilustraremos unos ejemplos para la comprensión del uso de este método.

Método Tasa Arbitral

Este método consiste en utilizar un porcentaje (%) de depreciación constante llamado Tasa de Depreciación sobre el valor en Libros, como el valor es una cantidad que disminuye cada año, la base sobre la cual se aplica la tasa de depreciación es una variable y por tanto los cargos anuales por deprecación son mayores en los primeros años de vida del activo y van disminuyendo cada año.

Método de Tasa Fija Uniforme